jueves, 30 de octubre de 2008

BUSCANDO A HOLDEN CAULDFIELD


Yo tenía 17 años y todo un verano por delante. No había sido un buen año, no me encontraba bien, había dejado a mis amigos y busqué la soledad.Me había comenzado a preguntar cosas a mi mismo que no podía contestar, cosas a las que todavía no estaba preparado para responder.Mis padres estaban preocupados porque mis excelentes notas se habían transformado en cinco asignaturas para septiembre, no entendían lo que pasaba hasta que alguien les llamó para explicarles que hacía semanas que no aparecía por clase. Me negué a volver, allí no podían enseñarme la manera de responder a mis preguntas, allí todo era vano, oscuro y vacío, tan vacío como me encontraba yo en ese momento.

Yo tenía 17 años y no encontraba sentido a nada, estaba poco preparado para ser feliz. Por eso una mañana de verano cargado con todos los libros que pude pedir me encerré en mi habitación...y´me entregué a la droga de la lectura, busqué una salida en cada renglón, en cada frase, en cada palabra, en cada historia, en cada personaje, quería huir, irme tan lejos de esta realidad como fuera posible...leí con pasión, con entrega, con ilusión, "La metamorfosis""1984""Un mundo feliz" "LObo estepario" "Sidharta""La perla""La senda del perdedor""La conjura de los necios" y tantos otros.... quería ser libre, quería crear mi propio mundo, buscaba un significado a mi vida, quería encontrar el secreto de la realidad que me envolvía...

Pasaron semanas y apenas había salido de entre aquellas cuatro paredes, ya solo me quedaba un libro "El guardian entre el centeno" recuerdo que después de leerlo, cogí una mochila, algo de dinero, le dejé una nota a mis padres y me subí al primer tren que me llevara junto al mar.

Allí, con las últimas palabras de aquel libro que volví a leer, me sorprendió la noche. Dormí junto a una barca hasta que el frío de la mañana me despertó, aquella noche soñé con tener un barco y navegar solo por todo el mundo, sin llegar a puerto, sin ver a nadie, alejado de todo y de todos, recuerdo que aquella noche fuí más libre de lo que había sido nunca... pero el sol me robó mis sueños y ya nada fue cierto.

Ahora desde mi mundo de adulto siento cariño por ese joven de ojos grises que quiso ser viento y mar. Yo, que ya no duermo en playas, sueño como él con tener un barco y recorrer el mundo, sueño con descubrir el secreto de la vida y saber por fin porque no puedo ser feliz.

8 comentarios:

Anónimo dijo...

Me ha echo sentir una mezcla de serenidad,paz, emoción...precioso.

Sònia dijo...

Igual que em va agradar en Holden d'en Salinger, també m'agrada el teu Holden, i em fa pensar en el leitmotiv del teu bloc. Felicitats per tot plegat!

Núria dijo...

A mi em falta el "m'encanta". No en tinc prou amb un "m'agrada", "no m'agrada". M'encanta la teva sinceritat, la manera de explicar el que senties en aquell moment tumultuós de la teva adolescència. Potser és la clau per la teva visió de les coses, el fet que sempre tinguis un anàlissi més acurat que els demès...deu tenir alguna cosa a veure aquell estiu dels teus 17 anys.

svoboda dijo...

És cert; si amb 17 anys ets capaç de reflexionar de la vida i buscar-te com ho vas fer tu, has donat el primer pas. El millor que es pot dir ara és que no has deixat de mirar amb aquells ulls i això et diferencia i t'enriqueix.
Als que estem al voltant teu també.
Felicitats, fins i tot en els moments dolents tens un tresor que t'empeny des de dins teu.

Cristina dijo...

Buf quina sorpresa aquest blog. L'he descobert avui i ho he llegit tot d'una tirada, no tinc paraules, però que m'hagi enganxat completament ja diu molt, oi?

BECKETT dijo...

Gràcies Cristina, són paraules que no tenen sentit si no hi ha algú que no les llegeix

Anónimo dijo...

Jo l'he descobert avui, sempre arribo tard ! ;)
Una bona recopilació de relats, escrits des del cor.
Em pregunto si ja has descobert el secret de la vida. Jo crec que no en té de secret, que cada dia és una sorpresa que has de viure segons es presenta, sempre d'acord amb els teus principis per a sentir-te en harmonia amb tu.
I desitjo, sobretot, que siguis feliç. Per a mi, la felicitat és ser fidel las teus principis i disfrutar de totes les petites coses que et trobes cada dia sense esperar-les i de totes aquelles per les que lluites cada dia i finalmente aconsegueixes. Una abraçada!

BECKETT dijo...

Gràcies, moltes gràcies per les teves paraules. Una abraçada company/a anònim/a que siguis molt feliç.